miércoles, 31 de marzo de 2010 | | By: ralopin

DCA. E.F. ESTILOS DE ENSEÑANZA.

Aquí teneis un pequeño resumen de los estilos de enseñanza en E.F. Como sabemos no hay estilos de enseñanza mejores ni peores. Todos tienen cabida, en función de los contenidos a enseñar, las actividades, las características de los alumnos.

Además os puede servir como guía, o resumen del tema 23 de las oposiciones.

CONCEPTO DE ESTILO DE ENSEÑANZA
El término método es demasiado ambiguo e impreciso: métodos globales, analíticos, activos, creativos, individualizadores, nuevos, tradicionales, conductistas etc. Para abordar la renovación metodológica en el área de E. F. se propone el concepto

Estilo de Enseñanza (Mosston, M. 1993)


EL MANDO DIRECTO

Se caracteriza por un total protagonismo del profesor en la toma de decisiones. El papel
del alumno consiste en ejecutar, seguir y obedecer.

Objetivos:

• Respuesta inmediata a la señal del profesor.
• Uniformidad.
• Ejecución sincronizada.
• Ajuste a un modelo determinado.
• Precisión en la respuesta.
• Eficiencia del tiempo útil.
• Seguridad: No es posible el ensayo-error.

Parece adecuado en niños pequeños.
Es indispensable en determinadas actividades:

• Aeróbic, artes marciales, danza.
• Deportes de alto riesgo.
• Deportes de rendimiento con patrones técnicos muy definidos.

No se debe caer en el error de reprimir sistemáticamente la iniciativa del alumno.

No significa ser autoritario. Es posible tratar a los alumnos con afecto, atención, cariño.

ASIGNACIÓN DE TAREAS

El profesor propone una tarea, va recorriendo el espacio, observando las ejecuciones y
ofreciendo los feedbacks oportunos.

El factor clave diferenciador con la instrucción directa es el respeto del ritmo personal
del alumno.

Para evitar los desfases en los aprendizajes, es conveniente asignarles unos intervalos de
tiempo para terminar la tarea.

Es un estilo idóneo cuando la tarea es sencilla.

Puede plantearse según dos modalidades organizativas distintas:

• Una única lista de tareas para toda la clase. Trabajo masivo.
• Por estaciones: circuitos.

Hay que tener en cuenta que los circuitos no son exclusivos de este estilo, ya que se
pueden aplicar a todos.

LA ENSEÑANZA RECÍPROCA

Cada alumno trabaja con un compañero. Uno es ejecutante y el otro observador, quien
se encarga de proporcionar el feedback inmediato a su compañero.

El profesor no se comunicará con el ejecutante para no desvirtuar el trabajo del
observador. El profesor deberá influir sobre la ejecución a través del observador.

En la ficha de criterios, el profesor enseña a los observadores cómo evaluar la acción del
ejecutante.


Uno de los resultados más evidentes de esta organización es el incremento de la
tolerancia social, la paciencia y la comunicación entre los miembros del grupo.

• Este estilo exige parejas de nivel similar.
• El papel del profesor es el de enseñar pautas para la correcta valoración de las
tareas motrices.
• El observador no califica al ejecutante, sólo es una ayuda.

Existen dos alternativas en la enseñanza recíproca:

• Grupos reducidos.
• Microenseñanza. Equipos. El profesor transmite a uno por grupo la información,
y luego éstos al resto de los compañeros.

AUTOEVALUACIÓN

Cuando un alumno ya ha practicado el estilo anterior, ya está en condiciones de utilizar
los feedbacks para la retroinformación de su propia acción.


Objetivos:

• El alumno desarrolla la conciencia kinestésica sobre su propia acción.
• Se libera de la dependencia de los feedbacks externos.
• Se trabaja la honradez y objetividad de la propia ejecución.
• El alumno puede identificar sus propias limitaciones, éxitos y fracasos.
• Autoaprendizaje.

No todas las tareas de E. F. admiten una fácil autoevaluación. Se puede superar esta
obstáculo mediante el empleo de un vídeo o de espejos.

Es el estilo más adecuado para aquellas tareas donde los resultados finales perseguidos
son externos al movimiento y no el propio movimiento en sí. (tareas de puntería,
canicas, chapas, rayuela, etc)

La intervención del profesor consistirá en escuchar al alumno y asegurarse de que

conoce y sigue los criterios de ejecución.


ENSEÑANZA POR NIVELES

Consiste en contemplar distintos niveles de ejecución de una misma tarea.

Este estilo es el único que logra la participación de todos los alumnos.(Atención a la
diversidad)

Gracias a este estilo el alumno puede experimentar la relación entre aspiración y
realidad, aprender a aceptar las distancias entre ambas y trabajar con intención de
reducir esa diferencia.


La competencia no se basa en una comparación con los demás sino en la
superación de los niveles personales iniciales.

Es el alumno y no el profesor quien decide su nivel adecuado. Si se observa algún error
en la ejecución de un nivel se invitará al alumno a que repase los criterios del mismo.

El principal inconveniente del profesor en el diseño de una enseñanza por niveles
consiste en ofrecer grados de dificultad creciente dentro de una misma tarea.


DESCUBRIMIENTO GUIADO

El profesor conduce al alumno hacia el descubrimiento de una idea mediante una
elaborada secuencia de preguntas a las que el alumno va respondiendo.

La dificultad para el profesor reside en el diseño y puesta en práctica de la secuencia de
preguntas que guiarán al alumno. Cada paso se basa en la respuesta dada en el paso
anterior.

Durante la fase de interacción, el profesor observará algunas reglas como por ejemplo
no decir nunca la respuesta, esperar con paciencia la contestación, ofrecer un feedback
frecuente, mantener un clima afectivo de aceptación y paciencia, etc.

Con la aplicación de este estilo se observa que los alumnos paulatinamente van
perdiendo el miedo a dar respuestas y ganan en seguridad y confianza.

Las preguntas al azar no forman parte de este estilo, ya que deben diseñarse siguiendo
una secuencia lógica relacionada con la estructura del contenido.

Es el estilo más adecuado para grupos pequeños. El profesor plantea una acción y va
pasando de alumno en alumno para pulir determinados detalles.



RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

El alumno llega a descubrir varias alternativas distintas a una situación problema
que se le plantea.

Las primeras veces que se plantea este estilo es conveniente crear entre los
alumnos un clima de trabajo que incentive la búsqueda y presentación de alternativas.

El alumno participará en la operación cognitiva concreta, produciendo sus
propios movimientos y analizando su validez respecto del problema.

Durante la resolución del problema el papel del profesor es examinar las respuestas
producidas y ofrecer un feedback que aluda al proceso divergente y no se centre en una
solución particular.

En la búsqueda de soluciones lo alumnos pueden encontrar dos tipos de
limitaciones:

• Limitaciones físicas.
• Limitaciones culturales.

Los juegos colectivos de pelota proporcionan una gran oportunidad para organizar
situaciones problema.

Cuando un alumno no está familiarizado con la resolución de problemas puede
utilizarse un programa individual donde se combina con el estilo de asignación de
tareas.

DISEÑO DEL ALUMNO

El profesor decide el contenido y el tema general a tratar y el alumno diseña un
programa de tareas que lo guía en la ejecución y desarrollo del tema.

Es necesario una experiencia previa del alumno en los estilos anteriores.

LA SELECCIÓN DE UN ESTILO

Cuando el profesor adquiere experiencia en la utilización de todos los estilos, debe
decidir cuál es el apropiado para la enseñanza y aprendizaje de una tarea determinada.

Criterios para la elección de un estilo:

• La capacidad que se persigue desarrollar.
• La naturaleza de la tarea.
• El nivel de madurez o preparación del alumno.
• El tamaño del grupo.
• Los recursos materiales de que se dispone.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen aporte

Publicar un comentario